El poder de las Formas.

Todo el universo se encuentra relacionado entre sí y vibra a través de una compleja red energética, llamada “energía vital”.

Esta red se crea constantemente por la fuerza que emite todo lo que existe. Cada forma genera un tipo de energía que incide en el ser humano.

Dicen que los Mandalas son cuadros mágicos. Esto explicaría el bienestar y la profunda tranquilidad que sentimos al observarlos. Aunque principalmente son considerados como objetos esenciales para la meditación o la oración, para algunas personas son una forma superior de arte, mientras que para otras, es una forma de expresarse y descubrir el propio ser.


Los Mandalas liberan en nuestro interior energías creativas y nos muestran el camino de vuelta a nuestra propia naturaleza. Todos podemos beneficiarnos de la energía que genera su contemplación.


Publicado: 24 de Marzo de 2017 a las 08:44