Al tiempo que voy integrando nuevos conocimientos a nivel personal también hay cambios en el proceso creativo de mis colecciones y obras textiles.

En un inicio, en las colecciones del vestir, utilizaba tejidos que adquiría en distintos fabricantes e importadores, sutiles tejidos de estupendas texturas siempre naturales.

Inicié mis andanzas con el patchwork utilizando los trozos sobrantes de dichos tejidos que componiéndolos adecuadamente  surgían  “piezas”  originales y en muchas ocasiones casi irrepetibles. Así fueron mis primeras colchas y cojines de patchwork y la verdad es que tuvieron mucho éxito. Recuerdo que en una Navidad vendimos más de 500 cojines a una misma tienda. Estupendos resultados.

Más tarde ya llegó la tendencia del patchwork americano y creamos escuela, utilizábamos tejidos de algodón estampados o lisos que importábamos generalmente de USA.

Otro cambio en mi trayectoria como diseñadora y siempre movida por la influencia del color, fue empezar a trabajar con tejidos naturales, mezclando las texturas y creando mis propios colores que tiño y pinto manualmente.

Me encanta mezclar texturas como las de la seda salvaje, el terciopelo, el lino, la lana o el algodón. A veces le añado  algún estampado de corte antiguo que,  de forma suave, combino con los tejidos teñidos y pintados.

Esta dinámica, muy personal, la utilizo tanto en las colecciones de complementos del vestir (pañuelos, bolsos, colgantes con piedras naturales, flores o chalecos) como en la realización de las obras que generalmente recibo por encargo.

En el  caso de obras por encargo, se trata siempre de piezas únicas personalizadas, ya sean mandalas, plaids, edredones o tapices.

Mi fórmula de trabajo suele ser directamente con el cliente. Me gusta conocer a quién va dirigida la obra, si tiene alguna preferencia y donde irá ubicada. Una labor previa e importante que realizamos conjuntamente con el cliente, esto facilitará que mi propuesta sea adecuada a sus gustos y expectativas.

En otros casos presento diferentes opciones a elegir.

En los encargos de mandalas suelo trabajar de manera intuitiva, aunque siempre esta bien saber si hay alguna preferencia.

Otros aspectos interesantes de la colección de complementos del vestir son los encargos especiales, adaptando modelos, colores y medidas,  la elaboración de las piezas es totalmente artesanal.

Suelo hacer 2  al año otoño/invierno y primavera/verano, aunque siempre van surgiendo nuevas ideas entre temporadas que por supuesto voy añadiendo y ampliando la colección inicial.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lea y acepte nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted